Omitir Navegación

Mi familia, mi salud, mi vida. Mi tiempo para dejar de fumar.

  

Fumar leve y ocasionalmente

Compartir

Algunas personas sólo fuman unos cuantos cigarrillos al día. Ni siquiera se consideran un “fumador.” Sin embargo, considerarse o no un “fumador” no importa. Lo que importa es que cada cigarrillo que fuma lo lastima a usted y a la salud de su familia. Fumar unos cuantos cigarrillos al día (a veces llamado “fumar leve”) no significa que evita los peligros de fumar. No existe un nivel saludable de fumar.

También hay personas que no fuman a diario. Quizás ellos solo desean fumar cuando están socializando con amigos o haciendo ciertas actividades. Algunas personas llaman a estas personas “fumadores sociales.” Puede ser que ellos no piensen que es importante ya que sólo sucede ocasionalmente. Así como fumar leve, solo fumar en ciertos días (a veces llamado “fumar ocasionalmente”) aún puede dañar su salud.

También hay personas que no fuman a diario. Quizás ellos solo desean fumar cuando están socializando con amigos o haciendo ciertas actividades. Algunas personas llaman a estas personas “fumadores sociales.” Puede ser que ellos no piensen que es importante ya que sólo sucede ocasionalmente. Así como fumar leve, solo fumar en ciertos días (a veces llamado “fumar ocasionalmente”) aún puede dañar su salud.

Los efectos de fumar leve y ocasionalmente

Usted puede creer que si fuma leve o no fuma a diario, no es malo para su salud. Sin embargo, no existe un nivel saludable de fumar.

Fumadores leves o personas que fuman ocasionalmente, tienen mayor probabilidad que personas que no fuman a tener los siguientes problemas de salud:

  • Cáncer de los pulmones, del páncreas y del esófago
  • Problemas del corazón, como ataques cardíacos o enfermedades del corazón
  • Dificultades respiratorias
  • Problemas de visión
  • Complicaciones durante el embarazo

Fumando, aunque poco, puede perjudicarlo financieramente. Si deja de fumar, usted tendrá más dinero disponible para comida, pagos, regalos para familiares, o salir a divertirse con amigos. ¿Sabía que fumar sólo una cajetilla de cigarrillos por semana puede costarle más de $290* anualmente? Ese tipo de dinero puede ser usado para comprar un televisor de pantalla plana, entradas para un partido de fútbol o alimentos para el mes.

Los efectos de fumar ocasional o levemente en los demás

El fumar lo afecta a usted o a sus seres queridos. Cuando amigos o familiares respiran el humo de sus cigarrillos, les puede dañar la salud. Humo indirecto de sus cigarrillos que los demás a su alrededor respiran se llama “humo de segunda mano.” Los efectos secundarios del humo de segunda mano en su salud son inmediatos y también pueden ser a largo plazo. Estos efectos son peores para niños e infantes. Personas que respiran humo de segunda mano son más propensos a tener los siguientes problemas de salud:

  • Problemas respiratorios
  • Enfermedades del corazón
  • Cáncer

La mejor manera de proteger a sus amigos y familiares del humo de segunda mano es no fumar del todo. Visite nuestra página en la red de humo de segunda mano para aprender como puede proteger a sus amigos y familiares.

Dejar de fumar también pude ayudarle en su vida social. El olor del cigarrillo es una molestia para muchas personas, el enjuague bucal o el uso de dentífricos no puede esconder el olor al cigarrillo. ¿Piensa que no huele a cigarrillos? Solamente porque no lo puede percibir usted mismo no significa que usted no huela a cigarrillos. Los cigarrillos reducen el sentido del olfato. Si para de fumar, sin duda tendrá un olor más agradable y un aliento más fresco. También tendrá un aspecto más juvenil porque fumar causa que su piel se arrugue, lo que lo hace lucir mayor. Dejar de fumar también le dará más energía para hacer actividades que le encanten con amigos y familiares.

Desencadenantes para fumar

¿Fuma solamente cuando sale con los amigos? ¿Fuma cuando hace ciertas actividades o cuando se siente de determinada manera? Estos son ejemplos de “desencadenantes” para fumar. Desencadenantes le provocan deseos de fumar. Desencadenantes pueden ser temperamentos específicos, sentimientos, lugares, o actividades que hace.

Es importante que sepa cuáles son sus desencadenantes para fumar para que aprenda a manejarlos. Dominar sus desencadenantes es especialmente importante si no fuma mucho o a diario. Muchos fumadores leves y personas que fuman ocasionalmente son motivados a fumar por personas, lugares y actividades – no necesariamente porque sienten que “necesitan” un cigarrillo.

Aún cambios pequeños en su vida pueden ayudarle a evitar sus desencadenantes para fumar. Estas son algunas recomendaciones para manejar desencadenantes para fumar:

  • Vaya a lugares que no permitan fumar. Tiendas, cines y muchos restaurantes ahora no permiten fumar.
  • Pase mucho tiempo con personas que no fuman. No tendrá tantas ansias de fumar si se rodea de personas que no fuman.
  • Mantenga sus manos ocupadas. Juegue en su teléfono móvil, coma un bocadillo saludable, o apriete una bola diseñada para aliviar la tensión.
  • Considere lo que toma. Café y alcohol son desencadenantes comunes para fumar. Intente tomar café y alcohol sólo en lugares donde no se permita fumar.
  • Respire profundamente. Recuerde las razones por las cuales quiere dejar de fumar. Piense en las personas en su vida que serán más felices y saludables por su decisión de dejar de fumar.

Todas las personas tienen desencadenantes distintos y maneras de manejarlos. Visite nuestra página en la red de desencadenantes para aprender más.

*Basado en un precio promedio ($5.31) por una cajetilla de cigarrillos.

Smokefree Women
Smokefree Women
Smokefree Teen
Smokefree Teen
Smokefree.gov
Smokefree.gov
60plus
60plus