Omitir Navegación

Mi familia, mi salud, mi vida. Mi tiempo para dejar de fumar.

  

Tome pasos para prepararse

Compartir

Lo sabemos, dejar de fumar es difícil. Pero es más fácil si se prepara con tiempo. Cuando sienta que está listo para dejar de fumar, comience por seguir estos cinco pasos:

Determine una fecha para dejar de fumar

Escoja una fecha dentro de las dos semanas siguientes para dejar de fumar. Eso le dará suficiente tiempo para prepararse. Piense detenidamente en la fecha. Evite escoger un día en el que sabe que estará ocupado, estresado o tentado a fumar (por ejemplo, una noche de salida con amigos, días en los que puede fumar en el trabajo).

Dígale a su familia y a sus amigos que planea dejar de fumar

Dejar de fumar es más fácil cuando las personas que lo rodean le brindan su apoyo. Dígales que planea dejar de fumar. Explíqueles cómo pueden ayudarle. Todos necesitamos cosas distintas, así que asegúrese de que su familia y sus amigos sepan exactamente cómo pueden ayudar. ¿No está seguro de lo que necesita? Estas son algunas formas en las que puede comenzar la conversación:

  • Dígales a sus familiares y amigos sus razones para dejar de fumar
  • Pídales que le pregunten de vez en cuando cómo va el proceso
  • Identifique sus desencadenantes de fumar, y pídales a sus amigos y familiares que lo ayuden a lidiar con ellos
  • Pídales a sus amigos y familiares que lo ayuden a pensar en actividades que puedan hacer juntos sin fumar (como ir al cine o a un buen restaurante)
  • ¿Tiene amigos o familiares que fuman? Pídales que dejen de fumar con usted, o al menos que no fumen en su presencia.
  • Sentirá la tentación de fumar. Pídales a sus amigos y familiares que no lo dejen agarrar un cigarrillo bajo ninguna circunstancia
  • Cuénteles a sus amigos y familiares que mientras deja de fumar es posible que esté de mal humor; pídales que tengan paciencia y lo ayuden
  • ¿Toma algún medicamento? Dígale al médico o al farmacéutico que está dejando de fumar. Tal vez tenga que cambiar sus recetas cuando ya no fume.

El apoyo es una de las claves para lograr dejar el tabaquismo. Visite opciones adicionales de apoyo para encontrar ayuda para dejar de fumar.

Anticipe y planee los desafíos mientras deja de fumar

Dejar de fumar es más difícil durante las primeras semanas. Tendrá que lidiar con sensaciones molestas, tentación de fumar, síntomas de abstinencia y antojos de fumar. Una parte importante de la preparación para dejar de fumar es anticipar estos desafíos. Para prepararse, tenga en cuenta lo siguiente:

Molestias

Las primeras semanas después de dejar de fumar, muchas personas se pueden sentir incómodas y tener antojos de fumar. Estos son síntomas de abstinencia. Los síntomas de abstinencia se producen cuando su cuerpo se está acostumbrando a no recibir la nicotina proveniente del cigarrillo. La nicotina es el compuesto químico que los cigarrillos contienen que hacen que quiera seguir fumando. Algunas de las molestias más comunes que acompañan a la abstinencia son:

  • Depresión leve
  • Dificultad para dormir
  • Irritabilidad, frustración o enojo
  • Ansiedad, nerviosismo o inquietud
  • Dificultad para pensar con claridad

Es posible que se sienta tentado a fumar para aliviar estos sentimientos. Pero recuerde que son temporales, independientemente de lo fuertes que se sientan en el momento.

Desencadenantes del deseo de fumar

Los desencadenantes son personas, lugares o actividades específicos que le provocan deseo de fumar. Es importante que conozca sus desencadenantes para que aprenda a lidiar con ellos.

Antojos

Los antojos son urgencias cortas pero intensas de fumar. Suelen durar solo algunos minutos. Planifique anticipadamente y prepare una lista de actividades cortas que puede hacer cuando tiene antojo.

Elimine los cigarrillos y otras fuentes de tabaco de su casa, carro y trabajo

Se sentirá tentado a fumar mientras deja el hábito Sea fuerte; ¡usted lo logrará! Eliminar las cosas que le recuerden al cigarrillo lo preparará para dejar de fumar. Pruebe estas recomendaciones:

  • Deshágase de todos sus cigarrillos y fósforos. Regale o tire sus encendedores y ceniceros. ¡No se olvide del cenicero y el encendedor en su carro!
  • No guarde una cajetilla de cigarrillos “por si acaso tiene dudas de dejar de fumar”. Si guarda una cajetilla, será más fácil que vuelva a fumar otra vez.
  • Elimine el olor a cigarrillo de su vida. Haga que todo en su trabajo, su carro y su casa esté limpio y fresco. Limpie sus cortinas y su ropa. Lave su carro. Se sentirá menos tentado a encender un cigarrillo si no huele a humo.
  • Pídale al dentista que le haga una limpieza dental para eliminar las manchas del cigarrillo. Sus dientes se verán mucho mejor. Cuando deje de fumar, los tendrá siempre así.

No use otros productos de tabaco

¿Está pensando en usar otros productos de tabaco en lugar de cigarrillos? Piénselo bien. Todos los productos de tabaco contienen químicos y venenos nocivos. A pesar de su nombre, los cigarillos livianos (“light”) o con alquitrán son tan malos como los comunes. El tabaco sin humo, las pipas, los puros, los puritos‚ las hookahs (pipas de agua)‚ los cigarrillos bidis‚ los cigarrillos de clavo y los cigarrillos de hierbas también son dañinos.

Independientemente de la imagen que se les da en la publicidad, todos los productos de tabaco son peligrosos.

Hable con su médico o farmacéutico sobre las opciones para dejar de fumar

Es difícil dejar de fumar sin ayuda, pero parar sin ayuda no es la única alternativa que tiene. Hable con su médico o farmacéutico sobre otras opciones de apoyo. La mayoría de los doctores y farmacéuticos pueden contestar sus preguntas, darle consejos y decirle dónde encontrar ayuda para dejar de fumar.

Los medicamentos para dejar de fumar también son una opción eficaz. Muchos medicamentos para dejar de fumar, especialmente el tratamiento de reemplazo de nicotina (NRT, por sus siglas en inglés), se venden sin receta. El NRT incluye el parche, el chicle y las pastillas de nicotina. Lea las instrucciones antes de usar cualquier medicamento. Si tiene preguntas sobre algún medicamento, consulte al farmacéutico. Si está embarazada o planea quedar embarazada, consulte al médico antes de usar cualquier tipo de medicamento. Si planea usar medicamentos para dejar de fumar, no olvide que debe tenerlos a la mano el día de dejar de fumar. Visite nuestra página de medicamentos para obtener más información.

Si necesita ayuda ahora mismo, puede hablar con un asesor para dejar de fumar por teléfono o en la red.

Smokefree Women
Smokefree Women
Smokefree Teen
Smokefree Teen
Smokefree.gov
Smokefree.gov
60plus
60plus